Qué sano y divertido es jugar con los niños al aire libre, ¿verdad? Por eso repasamos 5 juegos para que practiques con ellos donde más te apetezca. Y, si conoces alguno más, ¡cuéntanoslo en comentarios! ¡Que comience el juego!:

  1. Balones

Pocos juguetes hay más versátiles que un balón, ¿no crees? Se nos ocurren cientos de juegos con ellos. Hoy nos quedamos con uno perfecto para ejercitar la memoria de tus hijos y la psicomotricidad: “sigue la ronda”. Estas son las reglas: los niños se sientan o se quedan de pie formando un círculo. Uno de ellos le lanza la pelota a otro al mismo tiempo que dice una palabra. El que la recoge debe repetir la palabra de su compañero y añadir otra relacionada. Por ejemplo: si el primero dice “plátano” el segundo debería continuar con “manzana” o alguna similar y así sucesivamente hasta que alguien falle.

  1. Carreras en bicicleta

Para disfrutar de una tarde sobre ruedas con los niños primero debes pasarte por Alcampo o Toys R Us para conseguir una bicicleta. Después, busca un sitio seguro donde podáis realizar carreras en 3, 2, 1…¡Nos vemos en la meta! Este juego es fantástico para descargar adrenalina.

  1. Piscinas de agua

Las piscinas portátiles son las protagonistas si hay en casa pequeños en verano, ¡son tan refrescantes como divertidas! Te recomendamos instalar una en el jardín, la terraza o incluso en el balcón. Para los bebés, solo con jugar a chapotear será suficiente para sacarles una sonrisa. Para los más grandes, consigue unas pistolas de agua en Imaginalia. El juego consistiría en mojarle el pelo a tu rival y el primero que lo consiga, ¡gana! Así que ya sabes, apunten, disparen…¡Al agua!

  1. Canicas

Todo un clásico. Con este juego los niños desarrollan su concentración y, además, aunque no lo parezca, practican el cálculo. Consiste en lo siguiente: buscamos un suelo de arena o tierra donde podamos dibujar un círculo. En cemento también nos valdría si tenemos una tiza a mano. Dentro de este círculo cada jugador deja mínimo 5 canicas y, a unos metros, dibujamos una línea. Desde ella será donde lanzamos las canicas para ir sacando de ese tablero de juego las de nuestros rivales. Ganará quien consiga eliminar las canicas del contrincante. Importante: recuerda pasarte por TEDI a por tus canicas.

  1. Pilla-pilla

¡Que levante en la mano quien haya jugado una y otra vez a este juego en su infancia! Todos, ¿verdad? Por si no te acuerdas, te refrescamos la memoria. Si quieres fomentar el deporte y la actividad física es ideal. El objetivo de este juego es pillar a otros jugadores corriendo. Para atraparlos hay que tocarlos y el que ha sido atrapado pasa a ser el que debe pillar al resto. ¡Qué recuerdos! Ahora es el turno de que tus peques se diviertan tanto como tú lo hiciste.

Ya conoces 5 juegos para disfrutar con los niños al aire libre de lunes a viernes, ¿cuáles añadirías para los fines de semana? Si no se te ocurre ninguno, ¡te esperamos en Imaginalia donde también puedes hacer planes en familia!

LEAVE A REPLY