¡Jugando! Es la forma más efectiva de que los niños aprendan a reciclar, creando juegos y actividades para que descubran la importancia de cuidar del medioambiente. Como creemos que es clave que los niños tomen conciencia cuanto antes hemos recopilado algunas ideas para que aprendan a proteger el planeta:

  1. Los contenedores

El primer juego que proponemos es esencial para distinguir para qué sirve cada contenedor. Por eso toca dibujarlos y colorearlos según la separación de cada residuo. Podemos pegar sus diseños en un lugar visible de la cocina para que lo tengan claro cada vez que tengan que usarlos en casa.

  1. El policía del reciclaje

Consiste en que cada niño se encargará un día de vigilar que todos los miembros de la familia reciclan correctamente: en el cubo amarillo solo plástico, en el azul el cartón y los restos de comida en el orgánico, por ejemplo. Si descubre a algún despistado debe hacerlo notar sonando una campana, un pito o cualquier otro objeto que llame la atención.

  1. ¡Música!

Juguemos a crear instrumentos con materiales reciclados. Por ejemplo, varias latas de refrescos pueden convertirse en una batería y unos tubos del papel higiénico llenos de piedrecitas y tapados serían unas maracas.

  1. Manualidades de animales

Para esta actividad los niños irán reuniendo tapones de plástico, de botellas, de bricks, de vino…Después, ¡manos a la obra! Van a crear distintos animales pintando con acuarelas, rotuladores o lo que más les guste. Pueden crear mariquitas, peces, muñecos de nieve…donde los tapones serán protagonistas.

  1. De excursión

¿A dónde? Al punto limpio y del reciclaje de Imaginalia situado en el aparcamiento subterráneo. La idea es plantearles a los niños que van a visitar un lugar nuevo donde podrán ayudarnos en una tarea muy importante: cuidar del planeta.

  1. De compras

Usaremos telas viejas para reutilizarlas y crear bolsas de la compra. Los más pequeños pueden decorarlas y serán los adultos quienes las cosan. Así, cuando vayamos a Alcampo a comprar las llevaremos para no usar bolsas de plástico.

  1. Ponte las pilas con el reciclaje

Cuando alguno de los juguetes de tu hijo se quede sin pilas o batería, ¡estás de suerte! Será una gran oportunidad para ir con los pequeños a depositarlas en Imaginalia.

  1. Marionetas recicladas

¿Hay algún calcetín que se le haya quedado pequeño a los peques y que no puedas donar? ¡Conviértelo en una marioneta! Reduce, reutiliza y recicla para reducir la contaminación.

  1. Lecturas eco

¡Es la hora del cuento! Escoge libros que fomenten el espíritu ecológico y la sostenibilidad. Seguro que en Alcampo podrás encontrar algunos títulos para educar en el respeto al medioambiente.

  1. Plantas y compost casero

Para concienciar a las generaciones futuras es importante que estén en contacto con la naturaleza. Por eso, pueden ayudarnos cada día a regar algunas de las plantas o árboles que tengamos en casa. Además, ¿y si aprovechamos la materia orgánica para obtener un abono natural mediante una compostadora? Por ejemplo, restos orgánicos de comida en general y hojas caídas de los árboles y recolectadas por los peques podrían servir.

 

Y tú, ¿cómo enseñas a los niños a reciclar? Déjanos en comentarios tus trucos. ¡Seguro que conoces mil y una formas divertidas de hacerlo y queremos aprender!

 

 

LEAVE A REPLY